PORTADA
GALERIA
ELABORADO
ARTESANALMENTE
ARTES ESCÉNICAS
RELATOS
REVISTA

28/11/2011 Africa Prado
Artistas en territorio ajeno

En las últimas semanas se han oído las quejas de artistas alicantinos que buscan galerías donde exponer, de las galerías que reclaman apoyos para potenciar sus muestras mientras los apoyos van reduciéndose por instituciones públicas y privadas en una época constreñida por los recortes. En esta tesitura, ¿cómo consiguen los creadores cruzar el territorio y llegar a exhibir su obra, no ya en otras provincias, sino en otros países?
A no ser que tengan ya labrado un nombre, como Daniel García Andújar, Mira Bernabeu o Antoni Miró, que exponen casi más fuera que dentro de la provincia, los jóvenes artistas consideran que a veces es necesario un empujón para proyectar su obra en el exterior.
A Xavi García (Monóvar, 1974) le ha ocurrido con la Fundación Comunidad Valenciana-Región Europea de la Generalitat, que seleccionó un proyecto suyo -Callejeando, 14 pinturas a través de las cuales el espectador viaja a ciudades como Londres, Amsterdam, Roma o Nueva York- para promocionar el arte valenciano en Europa a principios de este año y aún sigue dando sus frutos esa primera incursión en el exterior.
"Yo les planteé el proyecto cuando tenía 5 o 6 cuadros porque sabía que estaban promocionando a artistas fuera. Mi obra era un poco cosmopolita, no se centraba en un ámbito y me seleccionaron. Llevo desde 2007 incorporando obras a Callejeando y aún sigo", señala el pintor, cuya muestra se inauguró en la sede de la Comunidad Valenciana en Bruselas, luego en el Principado de Asturias y en otra fundación extranjera, y ahora se exhibe en Berlín. Podría continuar pero en diciembre se la lleva a Madrid para una feria de galerías.
"Desde lo de Bruselas se me han abierto muchísimas puertas. Salir fuera es una oportunidad y hacerlo es difícil, o te lo tienes que montar con galerías y ahora les cuesta abrirse a artistas nuevos por la crisis. Esta era mi primera experiencia en el extranjero y ha ido de maravilla porque ahora tengo que ir apartando proyectos y se me abre la puerta el mercado latinoamericano", reconoce.
La alicantina de 36 años Cristina Ferrández, afincada en Asturias, también ha contado con el apoyo de una beca del Museo Antón de Candás para realizar un proyecto de regeneración del territorio, con videoinstalación y fotografía, este verano en el sur de Inglaterra.
Cristina decidió ir a la isla de Portland, en Dorset, "y allí se me ofreció la posibilidad de exponer en el Drill Hall Gallery de la Portland Sculpture & Quarry Trust", donde la muestra ha estado hasta el 17 de noviembre, fecha en la que se trasladó al museo asturiano. La artista ha mostrado sus instalaciones en países como México, Argentina, Chile o París y normalmente ha sido por formar parte de un proyecto colectivo. "Las exposiciones han venido dadas por estar dentro de un proyecto concreto o seleccionada por alguna institución por un proceso selectivo de propuestas expositivas, una bienal o convocatoria", apunta Ferrández, especialista en land art, que admite que exponer fuera "da más caché, claro, y te sirve de experiencia; aunque el trabajo es el mismo, es bueno expandirse. Yo no hablo de cosas locales, sino de conceptos globales y universales y no supone ningún cambio a la hora de crear".
Para Jesús Rivera (Alicante, 1981), que participa en Mostra Espanha 2011 de Lisboa con una serie de cinco fotografías, es "casi imprescindible" exportar su obra a través de una galería -en su caso, la alicantina Aural- porque "son el contacto con una red de mercado y crítica, pero se debe elegir bien con quién trabajas y debe de haber una comprensión mutua y respeto por el trabajo de ambas partes".
Jesús cree que proyectos como el de Lisboa, auspiciado desde el Ministerio de Cultura, "deberían promoverse más porque consolidan el peso cultural de España en el extranjero y demuestran el interés por respaldar a los artistas, independientemente de las crisis". Aunque aún no se ha estrenado aún en solitario, sus imágenes han llegado a Suiza, Alemania, Santo Domingo o La Habana y puede que la muestra de Lisboa viaje a EE UU.
"Mi trabajo versa sobre temáticas globales aunque a mí me interesa que todo el mundo no entienda igual mis fotografías. Exponer como extranjero es sinónimo de satisfacción porque indica que puedes y tienes algo que decir fuera de tu país", señala Rivera. Sobre si es más o menos fácil hacerlo, opina, "depende, por regla general es más difícil fuera porque nadie te conoce, lo que pasa es que a veces te dan más oportunidades en otros países que en el propio. En España tenemos a grandes creadores e investigadores y los estamos exiliando".
El artista multimedia Daniel García Andújar (Almoradí, 1966) acaba de regresar de Chile, donde ha impartido varios talleres y expuesto el proyecto Human Rights/Copy Rigths que aborda el tema de la memoria y la desclasificación de documentos sobre derechos humanos, en sintonía con otro de sus proyectos más conocidos, Postcapital, visto ya en medio mundo y que presentó en la Bienal de Venecia. "Normalmente es habitual que trabaje fuera, a veces trabajas más en el extranjero que en España, va por temporadas, aunque nada más empezar 2012 tengo cuatro cosas fuera. Yo ya llevo bastantes años haciéndolo y siempre me buscan, no tengo a nadie que me haga este trabajo porque no trabajo por galerías y con las exposiciones fuera te vas consolidando", indica Andújar, que apunta que normalmente sus proyectos se adaptan a los lugares aunque el más internacional, Postcapital, "es bastante popular y ha estado intacto en China o en Estambul".
También Antoni Miró (Alcoy, 1944) tiene un largo recorrido en lamuestra de su obra en el exterior, algo que lleva haciendo 40 años "porque entonces aquí no se podían hacer muchas cosas y tenías más facilidad en Francia o en Italia", explica, recién llegado de La Habana, donde ha inaugurado la muestra dedicada a Antonio Gades, que permanecerá en Cuba varios meses y que también se ha visto en Rusia, Polonia o Uruguay. "Varía mucho lo de exponer fuera, depende de las relaciones que tengas en esos países y yo en Cuba tengo mucha y llevo yendo 15 años; hay sitios como Corea o Rusia, donde expongo con regularidad", apunta el artista, que afirma que "es interesante tener expansión internacional, te abre los ojos y no estás a las órdenes de nadie, puedes hacer un poco lo que te dé la gana". A Miró le sigue sorprendiendo que la pintura "se entienda igual en cualquier cultura y en cualquier idioma. La intención siempre se capta".

usuario
contraseña
Psicoanalisis Cotidiano